Montar una Cristalería y Carpintería Metálica


Domingo 4 de marzo de 2012
por  EIE
popularidad : 3%  Visitas  11380


Plan de Negocio. Montar una Cristalería y Carpintería Metálica

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar una Cristalería y Carpintería Metálica, actividad muy relacionada con el sector de la construcción.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto resulta idóneo para personas de mediana edad con experiencia anterior en el sector para los oficiales y personas jóvenes sin experiencia pero con ganas de aprender para los peones.

El perfil suele corresponder con hombres debido a la necesidad de esfuerzos físicos y la dureza del trabajo, aunque en la actualidad se están incorporando mujeres a este sector.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

La Cristalería y Carpintería Metálica se define, actividad conjunta de dos sectores, como la fabricación e instalación de cristales en ventanas y puertas, puertas exteriores e interiores, puertas de garajes, ventanas metálicas y sus marcos, fachadas (acristalamientos, perfiles acabados, etc.) y accesorios (estanterías, mesas, buzones, automatismos, techos, etc.). Un denominador común de todos estos objetos es la materia prima empleada: el cristal, el hierro, acero inoxidable, bronce, aluminio, etc., y finalmente, el PVC (Policloruro de Vinilo) como material plástico más representativo.

Los requerimientos de la arquitectura moderna necesitan de materiales que permitan diseños imaginativos, fuera de lo convencional. Así, se utilizan materiales que por sus propiedades de ligereza, resistencia y versatilidad, ofrecen innumerables aplicaciones en la sociedad actual. Es importante usar materiales que posibiliten la consecución tanto térmico y acústico como de ahorro de energía. El objetivo es, en cualquier caso, la fabricación de estructuras resistentes que luego acaban con recubrimientos de zinc, cromado, dorado o lacado.

Cabe mencionar la progresiva implantación del plástico como materia prima, debido a que permite un abaratamiento de los costes en la producción, a la vez que permite un ahorro de energía. La clase de plástico más utilizado en la construcción es el PVC, material termoplástico caracterizado por su larga duración, y multiplicidad de aplicaciones en la actualidad

EL MERCADO

Dada la estrecha relación existente entre la cristalería y carpintería metálica, con la construcción; son muchas las empresas del sector las que muestran interés por acudir a ferias (el Salón Internacional de la Construcción, Construmat, es un ejemplo de ello). El interés por participar se justifica por el continuo desarrollo e innovación que se da tanto en los materiales utilizados como en el diseño.

Desde el punto de vista de la oferta, destaca la presencia de microempresas y trabajadores autónomos.

En cuanto a la organización interna se puede afirmar que la mayoría se componen de taller y tienda de exposición o sólo de taller. De todas formas, existen también empresas que son sólo expositoras e instaladoras, y que trabajan como intermediarios de los fabricantes y servicio de instalación. Es decir, no fabrican sino hacen la función comercial y de instalación de cristales y elementos de la carpintería metálica.

Respecto a la demanda, este tipo de empresas suelen distribuir su trabajo entre el sector de la construcción, sobre todo en el caso de las empresas con mayor plantilla, y el ámbito de la reforma de viviendas o edificios, siendo en este caso el particular su cliente final.

Cada vez los consumidores se vuelven más exigentes en cuanto al diseño, demandando especial cuidado y originalidad a los materiales.

LA CLIENTELA

Los clientes de la empresa de cristalería y carpintería metálica, tal y como se apuntaba anteriormente, dependen del tamaño de la empresa, pudiendo ser de diversos tipos:

  • Clientes particulares que solicitan los servicios de la empresa. Estos clientes acuden principalmente por motivos de cercanía para solicitar servicios relacionados principalmente con sustitución de cristales, puertas y ventanas en reformas interiores en su vivienda o local, por lo que suelen ser residentes en las zonas de inmediación del local o personas que transiten por esta zona.
  • Comercios y empresas de diversos sectores. Estos clientes son empresas o entidades que utilizan en gran medida los servicios de la cristalería y carpintería metálica, tales como los comercios, las entidades bancarias, los concesionarios de vehículos, etc. Estas empresas suelen disponer de amplios escaparates, con lo que el negocio es más grande y “apetitoso”. Es importante conseguir que la empresa se abra un hueco en este tipo de mercado, ya que permite mayores volúmenes de facturación y la seguridad de unos ingresos según el tipo de contrato que se negocie.
  • Empresas de construcción. Estas empresas pueden solicitar los servicios para realizar las ventanas y puertas y otros cerramientos en obra nueva.
  • Administración pública. A través de los concursos o licitaciones.
    - 

LA COMPETENCIA

Para el análisis de la competencia hay que distinguir dos tipos principales de competidores:

  • Cristalerías y carpinterías metálicas de similares características de tamaño y oferta de servicios. Así los verdaderos competidores serán aquellos que estén ubicados dentro de la misma zona de influencia. Por tanto, habrá que estudiar la zona escogida para la ubicación de la empresa ya que es básico saber qué hace la competencia que ya está establecida en esa zona y apostar por una diferenciación con ella.
  • Pequeñas empresas constructoras, especializadas en reformas del hogar que abordan desde grandes trabajos hasta lo que es el cambio de una puerta o ventana.

A la hora de competir es fundamental la calidad que se ofrece al cliente y el cumplimiento de los plazos de entrega. El tener una buena reputación en la zona de influencia es el mejor valor diferencial con la competencia.

PLAN DE VENTAS

En general estas empresas no suelen hacer publicidad para darse a conocer, no obstante se anuncian en guías informativas y otros medios locales, como cuñas de radio.

También hay que subrayar la efectividad de la difusión por parte de los propios clientes. Las pequeñas empresas se ven favorecidas en el contacto con clientes al trabajar en colaboración con otros gremios.

La atención a la clientela es una de las bases del mundo de los servicios. Existen oportunidades de asistir a cursos sobre la materia organizados por las distintas asociaciones empresariales.

Aquí hay que tener muy presente que hay aspectos no relacionados directamente con la realización del trabajo que influyen de manera determinante sobre la satisfacción del cliente, tales como la puntualidad, el cumplimiento de plazos, el cuidado con los objetos del entorno, la limpieza de la obra, la corrección en el trato y la comunicación sobre las distintas incidencias que surgen y las posibles soluciones.

Hacer frente a quejas y reclamaciones es otro de los aspectos fundamentales. Para esto se deben establecer mecanismos de recogida de éstas y prepararse para atenderlas y convertir esta segunda oportunidad que nos ofrece un cliente en elemento de reforzar nuestro vínculo con él.




Comentar el Artículo

Logo de Eduardo
Viernes 20 de septiembre de 2013 à 11h37 - por  Eduardo

La verdad que los felicito por el trabajo que se tomaron en armar toda esta información somos un grupo de personas que estamos por armar una cooperativa ya que tenemos mas de 40 y estamos sin empleo y este tipo de información nos fue de mucha utilidad se los agradecemos sigan asi por favor con otros rubros, saludos desde tucuman

  Facebook    Twitter     Google+    Sindicación RSS







Estadísticas

Última actualización

Lunes 23 de enero de 2017

Publicación

723 Artículos

Visitas

5360 hoy
5331 ayer
2177574 desde el principio