Montar un Teatro


Sábado 28 de enero de 2012
por  EIE
popularidad : 3%  Visitas  8807



Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una sala de teatro.

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar una sala donde se representen obras de teatro de todos los géneros y/o autores, tanto conocidos como noveles.

En concreto, la sala de teatro irá dirigida a todo tipo de público sin ningún tipo de distinción social. Para ello, se contactará con grupos de teatro no profesionales o aficionados para abaratar el coste de contratación.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El proyecto está especialmente indicado para personas de mediana edad que sean grandes amantes de las artes escénicas, y más concretamente, del teatro. Si bien no es necesaria una formación concreta, dichas personas deberán tener conocimientos sobre el sector y alguna experiencia previa teórica o práctica.

Es recomendable, además, que sea una persona dinámica, con carácter extrovertido y habilidades sociales dado que una parte muy importante de su trabajo consistirá en contactar y, posteriormente, negociar y/o contratar a los grupos de teatro o compañías.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Artículos y Desarrollo de las Actividades

La actividad principal del negocio es la creación de una sala para la representación de obras teatrales, por compañías de actores aficionados o semiprofesionales; de forma que el espectador se sienta a gusto en la sala y quiera repetir en el futuro. Se trata de hacer llegar las artes escénicas a todo tipo de público, sin distinciones socio-económicas.

En primer lugar debemos establecer un contacto previo con los grupos o compañías de aficionados. En esta reunión se fijará el precio por función, que en el caso de aficionados no podrá ser superior a los gastos por desplazamiento y vestuario (según normas de la SGAE). Así mismo, habrá que tener en cuenta otros aspectos como por ejemplo, si va a haber una participación en taquilla, el tipo de obra que se va a representar, número de actores, publicidad que se le va a dar, críticas, actuaciones en otras salas, etc.

En cuanto a las condiciones de frecuencia, también serán negociables pudiendo ser diarias, para funciones de éxito o consistir sólo en una debido a que no ha resultado como esperamos o a que no ha gustado al público.

Al margen de esta actividad, como se ha planteado en las líneas estratégicas, se podrán llevar a cabo otras actividades, aunque siempre de manera secundaria, como es el caso de la creación de un club, impartir clases de interpretación, la organización de foros, conferencias, seminarios y talleres, etc.

EL MERCADO

En la actualidad el nivel educativo y cultural de los españoles es significativamente mayor que hace tan solo unos años. La mejora del nivel de vida y el aumento del tiempo de ocio han hecho que se produzca un incremento de la demanda de cultura en España.

Al mismo tiempo, desde las autoridades públicas, españolas o europeas, se están promoviendo acciones vinculadas con la protección y gestión de los recursos culturales, que contribuyen a reforzar la importancia del patrimonio como factor de desarrollo socioeconómico.

Así pues, la actuación del sector público ha sido determinante para dar cobertura a las necesidades de cultura y ocio de los ciudadanos. En los últimos años, tener un departamento dedicado a la gestión cultural se ha convertido en un área imprescindible para los gobiernos municipales.

Dado este auge y debido a la existencia de multitud de talleres culturales tradicionales similares entre sí, creemos que sería una buena oportunidad de negocio crear este tipo de eventos culturales tratando de cubrir nuevas necesidades de la sociedad en general.

Dentro del mundo de la cultura, destacamos las artes escénicas y más concretamente el teatro, o representación de obras literarias, actividad principal ligada a nuestro negocio.

Si distinguimos entre áreas urbanas y rurales, observamos que las áreas metropolitanas siguen acaparando el mayor número de funciones profesionales y, por tanto, una mayor recaudación. La actividad teatral en las zonas rurales se mantiene gracias a las funciones de aficionados o semiprofesionales.

LA CLIENTELA

Los clientes de salas de teatro constituyen un público muy variado, que comprende todas las edades. Hay que tener en cuenta que los distintos géneros del teatro hacen que las representaciones levanten interés para cualquier tipo de público. Incluso, se pueden adaptar obras literarias para conseguir llegar al público infantil.

En concreto, si la intención de este proyecto es hacer una sala de teatro para ofrecer este género a toda clase de público, un criterio válido de clasificación sería en función de la edad.

Así, distinguimos, cuatro segmentos:

Publico infantil-adolescente: Habrá que ofertarles obras entretenidas para llamar su atención. Está comprobado que aquellas personas que acuden desde pequeñas a actividades escénicas, registran un mayor consumo cuando son adultas.

Público joven: Este público es el más difícil de fidelizar, la media española se sitúa entre el 4% y 5%, puesto que los jóvenes prefieren otras formas de ocio. Por ello habrá que exponer obras alternativas, que versen sobre temas actuales o que interesen a la juventud.

Público adulto: En este segmento se instala el grueso de espectadores de teatro. Estos prefieren las obras clásicas, aunque acudirán al teatro siempre que lo deseen o les atraiga la obra, con independencia del autor y/o género.

Tercera edad: En general, son personas con mucho tiempo libre; por lo que constituye un público a conquistar, mediante la oferta de obras sencillas y divertidas.

En general, el perfil medio del espectador teatral es mujer, de mediana edad, procedente de núcleos urbanos y de renta media.

Por ello, debemos esforzarnos en ofertar obras variadas y conseguir llegar a los otros tres segmentos del público objetivo de forma eficaz. Además conseguiremos huir de la monotonía y de que se nos identifique con un tipo de teatro concreto.

LA COMPETENCIA

Para el estudio de la competencia, tenemos que tener en cuenta que nuestro negocio está orientado al mercado del ocio y del entretenimiento; por lo que nos vamos a encontrar con dos tipos de competencia:

Competencia directa: Los principales competidores serán las salas de teatro consolidadas y conocidas por el público y los grandes teatros. Ambos constituyen escenarios mucho más atractivos para el público. Ello se tendrá que combatir con una oferta alternativa e innovadora y mucho más competitiva en precio.

Competencia indirecta: Estará compuesta por todos aquellos lugares alternativos de ocio, que ofrecen un servicio sustituto al nuestro: bares de copas, karaokes, boleras, salas de billar, cines, discotecas, etc. Incluimos también en nuestra competencia indirecta toda la oferta de ocio alternativa y/o complementaria: televisión, videojuegos, práctica de algún deporte, ir al gimnasio, etc.

Para el análisis de la competencia es muy importante tener en cuenta que en este sector habitualmente los competidores pueden considerarse como aliados, pues la confluencia de varios negocios, tanto sustitutivos como complementarios, puede generar un mayor atractivo para los clientes. Por eso puede ser conveniente situarse en dichas zonas de modo que se garantice afluencia de público a la zona donde se ubica el local.

PLAN DE VENTAS

Antes del comienzo de la actividad se debe de poner en marcha una campaña de promoción, intentando captar el mayor número de clientes que aseguren el buen inicio del negocio.

Teniendo en cuenta el sector poblacional tan amplio al que nos dirigimos, sería conveniente utilizar la publicidad en prensa escrita, en radios locales, prensa de difusión gratuita (gaceta universitaria, 20minutos, Metro, etc.), revistas especializadas, folletos y carteles, etc. La comunicación en prensa y en medios en Internet debe llevarse a cabo con el fin de tener actualizada la programación del teatro en las carteleras que éstos publican.

Seria muy recomendable la creación de una página Web para nuestra sala, en la cual se pueda ver la programación, pequeñas sinopsis de las obras, noticias de actualidad o relacionadas con el sector, foros de discusión, etc. También podemos incluir fotos o una visita virtual por la sala para que los clientes la conozcan antes de ir. Además podemos incluir la opción de venta on-line de entradas y/o de reserva y posterior pago en taquilla.

El local debe tener una imagen tal que el cliente se sienta atraído y pase al interior. Debe cuidarse la decoración, limpieza del establecimiento, comodidad del mobiliario, etc.; consiguiendo que la imagen sea la propia de un lugar en el que el cliente busca un momento de descanso en su rutina diaria.

Es fundamental que el personal tenga cualidades para el trato con los clientes puesto que la atención a los clientes es muy importante en este tipo de negocios.

Es interesante disponer de vitrinas y carteleras, de manera que actúen como reclamo a los transeúntes que confluyan por delante de la entrada al local.

Es responsabilidad del dueño o empresa a cargo de la sala que la obra que se va a representar esté bien promocionada, con avances en la Web, los carteles en las carteleras de la sala de espera, exhibición de la ficha técnica y sinopsis de la obra.

Por último, en este sector del ocio y entretenimiento juega un papel muy importante el “boca a boca”, ya que un cliente que se vaya satisfecho volverá con sus amistades o familiares.







Comentar el Artículo

Logo de Asun
Lunes 5 de octubre de 2015 à 10h19 - por  Asun

Este proyecto es exactamente lo q yo quiero hacer en mi ciudad pero al plantearlo al ayuntamiento para la licencia, me dicen q no es posible ofrecer teatro e impartir clases. Sé que estas salas funcionan por toda España pero como aquí en mi ciudad no lo conocen pues es más fácil decir que no. Q puedo hacer? Como solícito la licencia?

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS