Montar una Empresa de Fontanería y Calefacción


Sábado 3 de marzo de 2012
por  EIE
popularidad : 2%  Visitas  11082



Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía para montar con éxito una empresa de instalaciones de fontanería y calefacción

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar una empresa de instalaciones de fontanería y calefacción con un punto de venta de materiales para fontanería y calefacción.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto resulta idóneo para personas de mediana edad con experiencia anterior en el sector para los oficiales y personas jóvenes sin experiencia pero con ganas de aprender para los peones.

El perfil suele corresponder con hombres debido a la necesidad de esfuerzos físicos y la dureza del trabajo, aunque en la actualidad se están incorporando mujeres a este sector.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

La Fontanería comprende las actividades de ejecución, reparación, reforma o mantenimiento de cualquier instalación relacionada con el agua y afines en obras de construcción u otras edificaciones. Entre los distintos tipos de instalaciones se encuentran:

  • Instalaciones de agua fría y agua caliente sanitaria.
  • Saneamientos y evacuación.
  • Instalaciones de calefacción.
  • Instalaciones de gas en inmuebles.
  • Sistemas de riego y contra incendios.

Las instalaciones que se realizan en este sector están sometidas a la emisión de certificaciones, según se indica en la normativa de funcionamiento de instalaciones industriales, a fin de asegurar que los trabajos se ajustan a los parámetros técnicos y de seguridad. Con este motivo se realizan unos exámenes en la Oficina Territorial de Industria, que acreditan al/la profesional como instalador/a o mantenedor/a oficial tanto para calefacción, como para el gas, como para combustibles líquidos o instalaciones de agua.

Por ello es frecuente que los/las profesionales dispongan de varias licencias, que son complementarias entre ellas, porque normalmente se trabaja en obras que abordan labores de agua, gas, combustibles y calefacción conjuntamente.

Estos carnés acreditan un nivel de capacitación en cada materia, y para su obtención deben ser superadas pruebas de conocimiento técnico y práctico. Como ejemplo referido a las instalaciones de calefacción, cabe citar el nivel IC1, que resulta el más habitual y permite la realización de instalaciones hasta 70 KW. Ahora bien, hay que tener en cuenta que cuando una instalación sobrepasa la potencia para la que se está acreditado, la situación suele solventarse bien contratando a empresas que cuenten con las acreditaciones requeridas o subcontratando este servicio a profesionales autorizados en ese nivel de ejecución.

El proceso productivo varia en función de si se trata de la realización de instalaciones de agua y de saneamiento y evacuación, de instalaciones de calefacción o instalaciones de gas.

Instalaciones de agua, saneamiento y calefacción:

Esta actividad corresponde a la instalación de fontanería o calefacción en construcción de obra residencial (vivienda) o no residencial, así como su mantenimiento o sustitución en reformas posteriores. En el proceso interviene habitualmente además de un fontanero o calefactor un albañil quien da soporte de ayuda (picar rozas, levantar suelo...). Cuando se realiza la demanda por parte del cliente, se lleva a cabo una visita para valorar la magnitud del trabajo y emitir presupuesto, en el caso de la instalación de calefacción hay que calcular los metros cúbicos de aire para adaptarse a cada una de las circunstancias específicas, posteriormente se presenta el presupuesto y si se acepta se realiza el trabajo. Si el cliente es una empresa constructora el presupuesto se suele realizar por puntos de agua.

Instalación de gas:

Esta actividad conlleva que se pueda realizar exclusivamente por instaladores autorizados que tras realizar su trabajo se someten a una inspección por parte de la empresa suministradora quien certifica que la instalación es correcta para su utilización.

EL MERCADO

En referencia al sector de la fontanería, hay que señalar que debido al tipo de servicios que se presta en el sector de la fontanería, principalmente en reparaciones o reformas de viviendas a particulares, no se necesita una gran estructura para desarrollar el trabajo, en algunos casos basta con un pequeño taller o almacén. Por este motivo, gran parte del sector se haya formado por pequeñas empresas y empresarios autónomos.

En cuanto a la demanda, ésta se ve muy influenciada por factores como la climatología o la economía doméstica.

En referencia al sector de las instalaciones de calefacción y gas, este sector está muy ligado a la evolución de las fuentes de energía. En la actualidad se están haciendo esfuerzos para diversificar el suministro de energía, sobresaliendo el gas como fuente alternativa con una implantación cada vez mayor.

Así, en el sector del gas en España ha sufrido un desarrollo progresivo, aumentando el número de clientes y la red de abastecimiento.

LA CLIENTELA

Los clientes de la empresa de fontanería y calefacción pueden ser de diversos tipos:

- Clientes particulares que solicitan los servicios de la empresa. Estos clientes acuden principalmente por motivos de cercanía para solicitar servicios relacionados principalmente con reformas interiores en su vivienda o local (cuartos de baño o cocinas), por lo que suelen ser residentes en las zonas de inmediación del local o personas que transiten por esta zona.

También estos clientes particulares pueden solicitar los servicios de la empresa para la realización de instalaciones de gas o de calefacción individual.

- Colectivos tales como comunidades de propietarios, mercados, colegios, etc. Es importante conseguir que la empresa se abra un hueco en este tipo de mercado de mantenimiento de fontanería y calefacción de edificios, ya que permite mayores volúmenes de facturación y la seguridad de unos ingresos anuales.
-  Empresas de construcción. Estas empresas pueden solicitar los servicios para realizar la instalación de fontanería y calefacción en obra nueva como subcontratación.
- Administración pública. A través de concursos o licitaciones, tanto para instalación nueva como para mantenimiento.

LA COMPETENCIA

Por otra parte, para el análisis de la competencia hay que distinguir dos tipos principales de competidores:

- Competidores que realizan los mismos trabajos de similares características de tamaño y oferta de servicios. Así los verdaderos competidores serán aquellos que estén ubicados dentro de la misma zona de influencia. Por tanto, habrá que estudiar la zona escogida para la ubicación de la empresa ya que es básico saber qué hace la competencia que ya está establecida en esa zona y apostar por una diferenciación con ella.

- Empresas de mayor tamaño . Estos competidores pueden actuar a la vez como tales o como clientes si solicitan nuestros servicios para realizar determinadas tareas, pudiendo actuar como una subcontrata de las mismas.
A la hora de competir es fundamental la calidad que se ofrece al cliente y el cumplimiento de los plazos, tanto en la fecha de inicio como en la terminación. El tener una buena reputación en la zona de influencia es el mejor valor diferencial con la competencia.

PLAN DE VENTAS

En general las empresas de instalaciones no suelen hacer publicidad para darse a conocer, no obstante se anuncian en guías informativas y otros medios locales, como cuñas de radio.

También hay que subrayar la efectividad de la difusión por parte de los propios clientes. Las pequeñas empresas se ven favorecidas en el contacto con clientes al trabajar en colaboración con otros gremios; a esto añadir la recomendación del propio punto de venta.

Respecto al punto de venta, se pueden usar promociones fijas, periódicas y eventuales.

Como ejemplo de promoción fija podemos realizar la edición de un catálogo con los principales materiales y productos que se ofrecen, para enviarlo a los clientes actuales y potenciales.

Como promoción periódica se pueden realizar propaganda escrita sobre calefacción (tanto materiales como instalación) durante los meses previos al invierno. Así mismo, también se puede hacer publicidad de la empresa a través del patrocinio de equipos de fútbol o de otro deporte ubicado en la zona de influencia de la empresa.

La atención a la clientela es una de las bases del mundo de los servicios. Existen oportunidades de asistir a cursos sobre la materia organizados por las distintas asociaciones empresariales.

Aquí hay que tener muy presente que hay aspectos no relacionados directamente con la realización del trabajo que influyen de manera determinante sobre la satisfacción del cliente, tales como la puntualidad, el cumplimiento de plazos, el cuidado con los objetos del entorno, la limpieza de la obra, la corrección en el trato y la comunicación sobre las distintas incidencias que surgen y las posibles soluciones.

Hacer frente a quejas y reclamaciones es otro de los aspectos fundamentales. Para esto se deben establecer mecanismos de recogida de éstas y prepararse para atenderlas y convertir esta segunda oportunidad que nos ofrece un cliente en elemento de reforzar nuestro vínculo con él.







Comentar el Artículo

Logo de alberto marti torres
Martes 1ro de abril de 2014 à 20h32 - por  alberto marti torres

buenas tardes, mi nombre es alberto, soy valenciano, tengo 39 años, soy profesional en istalcionnes de fontaneria en todo el ramo, tecnico en enerjias renovables, por la falta de trabajo, edecido montar una pequeña empresa,venta i reparaciones de fontaneria, estoy buscando una franquicia, el local lo tengo elejido, con una buena situacion, i espacio suficiente,necesito que algien me ayude i oriente, mi pregunta es la sigiente,¿cuanto capital necesitaria? mis posibilidades economicas son nulas, tendria que depender de un prestamo, cualquier respuesta que ustedes me dieran, yo lo agradeceria,,disculpen las molestias,,atentamente queda,,alberto marti

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS