Montar una Pista de Patinaje sobre Hielo

, por  EIE 17930

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una pista de patinaje sobre hielo

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar unas instalaciones para la práctica y la enseñanza del patinaje sobre hielo, así como para la utilización de las mismas en las sesiones públicas como actividad de recreo.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El perfil suele corresponderse con personas jóvenes que sean amantes de los deportes, en concreto de las variedades sobre hielo. Es muy frecuente que las personas que se aventuran en este tipo de negocio sean antiguos profesionales o entrenadores de estas modalidades deportivas.

También es necesario que las personas que vayan a desarrollar este negocio tengan habilidades en la atención al cliente, dotes comerciales y un buen desempeño del trabajo.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

La oferta de este negocio estará compuesta por los siguientes servicios:

- Escuela de patinaje. A través de ella se llevarán a cabo los curso de patinaje sobre hielo, que podrían clasificarse en:

  • Cursos para niños y jóvenes: ofreciendo unas clases divertidas, adaptadas a las condiciones de los alumnos y un seguimiento personalizado.
  • Cursos para adultos: con dos niveles; iniciación, para los que quieren aprender; y fitskate, para los que tengan una práctica más avanzada.
  • Se podría plantear la posibilidad de un tercer curso para familias, de manera que las distintas generaciones disfrutaran de un rato de tiempo libre juntos.

- Actividades de hielo para escolares. Se trata de enseñar a los más jóvenes las técnicas básicas del patinaje, de manera que se les presente como una alternativa de ocio interesante.

- Sesiones públicas de patinaje o patinaje libre. Se trata de ofrecer el patinaje como una opción interesante de recreo y ocio, de manera que grupos de amigos, familias, parejas, etc, puedan pasar una mañana o una tarde agradable, en buen ambiente con música de fondo.

- Celebración de cumpleaños. En este tipo de eventos se incluiría en el precio la entrada, el alquiler de patines y cascos, una merienda, y algunas sorpresas más.

- Actividades para grupo. Sesiones de patinaje para grupos, donde se podrán combinar contenidos prácticos y actividades lúdicas.

Como valor añadido, a los servicios generales ofertados por la pista de hielo, se pueden añadir otros como cafetería y venta de productos deportivos.

Como hemos comentado anteriormente, una vez que el negocio avance y se vaya asentando, se podrá diversificar la oferta de deportes, incluyéndose espacio para el jockey sobre hielo, así como para el curling que se encuentra en fase de gran crecimiento de practicantes.

EL MERCADO

Actualmente, se estima que el ocio será la primera industria del futuro. De hecho, cada día el ocio cuenta con una oferta más abundante, destacando las posibilidades del deporte como ocio, que está tomando un papel notable en los últimos años dentro del sector. De este modo, cada vez es más frecuente que personas jóvenes y mayores dediquen parte de su tiempo libre a la práctica de algún deporte. Tradicionalmente, el patinaje sobre hielo ha sido considerado un deporte de mujeres. Sin embargo, cada vez es más frecuente ver a personas del sexo masculino practicar este deporte, de manera que esta barrera social se pude considerar desaparecida en la actualidad.

En definitiva, estamos ante un sector que ofrece muchas oportunidades ya que se trata de un campo que está aún en fase de crecimiento y que ofrece una gran variedad de posibilidades de explotación

LA CLIENTELA

A la hora de hablar de clientes de una pista de patinaje sobre hielo habrá que distinguirlos en función de cómo conciban la actividad del patinaje.

Así, si se concibe como una actividad deportiva, serán personas más jóvenes las interesadas en hacer un curso de temporada de patinaje. En este sentido, es improbable que una persona mayor de edad acuda a una pista de hielo para inscribirse a la escuela de patinaje.

En cambio, si se entiende el patinaje como una actividad de recreo, los clientes serán mucho más variados. Así, hombres y mujeres, familias, grupos de amigos, de todas las edades, serán los clientes potenciales de estos negocios, teniendo siempre un predominio el sector más joven de la población. Los colegios y escuelas de niños serán otro de los principales clientes de este tipo de instalaciones, como una de las alternativas a la clásica educación física.

LA COMPETENCIA

En principio, la zona donde se va a montar el negocio puede que no tenga ninguna pista de hielo cercana. Sin embargo, encontramos otras formas de competencia:

  • Pistas de hielo móviles: estamos ante empresas que se dedican al montaje de pistas de hielo en distintas localidades, de forma temporal, cuando las condiciones meteorológicas son adecuadas.
  • Alternativas de deportes: aquel cliente que vaya a la pista de hielo para la práctica del deporte de forma habitual, encontrará otras opciones en otros deportes como puede ser el fútbol, tenis, baloncesto, patinaje sobre ruedas, etc.
  • Alternativas de ocio: cuando los clientes ven la práctica del patinaje como una actividad recreativa, podrá encontrar una gran variedad de opciones como el cine, los bolos, bares, espectáculos musicales, etc.

PLAN DE VENTAS

Antes de la inauguración del negocio, es muy importante realizar una campaña de promoción inicial para dar a conocer el centro y asegurarse un número de inscripciones suficientes para iniciar la actividad.

Como técnicas para atraer al público podemos destacar:

  • El lanzamiento de una campaña inicial de sesiones a bajo precio, de manera que una vez que los clientes lo hayan probado sea más fácil “engancharlos” a futuros cursos o sesiones libres.
  • La participación de la empresa como colaborador o patrocinador en distintas competiciones a nivel local o regional que se lleven a cabo durante la temporada de patinaje.
  • Anuncios en páginas amarillas, Internet o la radio.
  • Acuerdos y patrocinios con distintas empresas, sobre todo del sector de los medios de comunicación.
  • Etc.
  • Con la llegada del frío, por el mes de octubre empieza la temporada alta de este tipo de establecimientos, por lo que, en esta época se debe hacer un esfuerzo aun mayor de manera que la promoción llegue a cuantos más lugares y posibles clientes mejor.
  • No hay que olvidar que el boca-boca que es muy efectivo y que dependerá, en todo caso, de la satisfacción de los clientes que ya hayan probado los servicio.