Montar un Centro Ecuestre, Hípico y de Equitación.

, por  EIE 74244

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito un centro ecuestre, hípico y de equitación.

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear un Centro en el que se ofertarán clases de equitación así como el pupilaje de los caballos de particulares.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto está especialmente recomendado para personas con formación o experiencia previa en actividades relacionadas con el mundo del caballo aunque, en caso de no poseerla, podría llevar a cabo la gestión de los servicios generales y recurrir a contratar personal cualificado.

Asimismo, se recomienda que la persona que vaya a llevar a cabo este proyecto sea el de una persona activa y un gran amante del deporte y la naturaleza. Debe contar con habilidades sociales y deportivas.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Dentro de la diversidad de servicios que puede prestar un centro hípico, para este negocio se ha estimado la realización en un principio de los más básicos, los cuales serían:

CLASES DE EQUITACIÓN

Se pueden impartir dos clases de cursos:

- Cursos de iniciación: dirigido a principiantes. En estos cursos, las clases podrán ser individuales o en grupos. Si se organizan en grupos habrá que tratar de que todos ellos posean un nivel de conocimiento similar.

- Cursos de perfeccionamiento: dirigido a personas expertas que quieren mejorar su técnica o iniciarse en alguna disciplina. Las clases de perfeccionamiento deberán contemplar todos los niveles y contar con caballos de alto nivel.

PUPILAJE Y ALQUILER DE PADOCKS

Consiste en la estabulación del caballo y suele incluir la manutención con la dosis diaria establecida de pienso y forraje, cuadra, limpieza de la cuadra, el alquiler de boxes, y la prevención sanitaria.

Estos son los servicios con los que empezaremos. Más adelante podríamos introducir otros tales como un Poni Club (muy adecuado para la enseñanza de los niños), alquiler de caballos, organización de seminarios relacionados con el mundo del caballo, compra y venta de caballos, etc. Realmente este negocio puede dar lugar a una infinidad de servicios relacionados.

EL MERCADO

El caballo hasta entrado el siglo XX, estuvo muy ligado al ejército y el transporte, así como a las tareas agrícolas. A lo largo de ese siglo, mientras la tecnología desplazaba a estos animales de sus funciones tradicionales, el caballo fue alcanzando cada vez más importancia en la práctica del deporte, desarrollándose disciplinas que ya existían y creándose otras nuevas.

El sector ecuestre ha experimentado en la última década en España un notable auge.

En la actualidad, el equino en su conjunto, y el caballo en particular, tienen el ocio, bajo múltiples formas, como principal orientación económica.

En el marco de las actividades relacionadas con el uso del caballo, se ha constatado su importancia en el deporte, practicándose numerosas disciplinas ecuestres, tres de las cuales tienen la categoría de Olímpicas, siendo un dato significativo la tendencia al alza del número de Licencias Deportivas Nacionales para la práctica de la equitación.

Pero junto a la actividad deportiva, se ha podido comprobar la importancia del uso del caballo en el ámbito del turismo rural, habiéndose localizado 295 centros dedicados al turismo ecuestre. Todo ello favorece el que esta disciplina se convierta en un buen objetivo de fomento por parte del sector público.

Se trata en cualquier caso, de una actividad en plena expansión, que genera una cantidad de negocio considerable

LA CLIENTELA

Los clientes potenciales que necesiten nuestros servicios, pueden ser de diversos tipos:

Según la información facilitada por las empresas que trabajan en el sector, se recomienda dirigirse a:

- Grupos : colegios, asociaciones, empresas, etc. Dirigirse a estos sectores es más eficaz, ya que la captación de particulares es más costosa, dejan una rentabilidad menor y su demanda es menos continua. Suelen subcontratar los servicios para realizar excursiones al centro hípico o recibir clases particulares de equitación.

- Administraciones públicas : es importante no dirigirse en principio de forma exclusiva a ellas, porque suelen pagar pasados varios meses y pueden poner en peligro el sostenimiento inicial del negocio. Para trabajar con la administración pública hay que presentarse a los concursos que convocan para la organización de actividades de ocio.

- Fundaciones y hospitales : suelen demandar sesiones de terapias ecuestres para personas discapacitadas.

- Particulares : dentro de ellos podemos distinguir:

- particulares con caballo: demandan normalmente los servicios de pupilaje y alquiler de boxes.

- Aficionados y turistas: demandan cursos de equitación así como rutas ecuestres.

Además también podemos distinguir a los clientes por segmentos de edad. Estos segmentos suelen definirse de la siguiente forma:

- Niños y adolescentes (Entre 6 y 16 años)

- Adultos (a partir de los 16 años).

LA COMPETENCIA

Para estudiar la competencia del negocio, habrá que tener en cuenta los siguientes tipos de competidores:

- Sociedad hípica o club deportivo : en el sector existen empresas especializadas, que organizan y llevan a cabo las mismas actividades que se describen para este negocio.

- Centros municipales: los ayuntamientos, delegación de la juventud, etc. organizan esporádicamente eventos que incluyen este tipo de actividades, las cuales ofrecen a precios muy competitivos. Estos organismos actúan desde dos puntos de vista, pudiendo ser tanto competidores, como clientes, debido a que ellos suelen subcontratar los servicios para la realización de estas actividades.

- Fincas particulares: Se trata de personas que realizan nuestra misma actividad pero de forma privada y sin recurrir para ello a empresas.
Aún así, hay que mencionar que no se considera una competencia elevada ya que los centros hípicos se diferencian por los servicios que prestan pues no todos están especializados en el mismo servicio. Podemos encontrarnos centros enfocados a la competición profesional, a la cría de caballos o al trabajo con menores o discapacitados.

PLAN DE VENTAS

Es importante destacar en este punto algunas cuestiones:

El mercado turístico es muy sensible a las acciones publicitarias . La comercialización debe contar con un importante apoyo de la política de comunicación y de promoción. En este sentido, las administraciones públicas están haciendo una importante labor relativa al fomento de la práctica de este tipo de deportes.

Es recomendable dirigir una comunicación personalizada por grupos, ya que no es igual la información que se quiere transmitir a empresas privadas, que a grupos de estudiantes, sobre todo por las diferencias de gustos y poder adquisitivo.

Un medio económico y muy efectivo en este sector es Internet, se recomienda crear una página Web, en la que se publiciten todas las actividades que se ofrecen, los calendarios de las actividades organizadas, las tarifas, fotos de anteriores actividades y lugares de las mismas, ofertas, foros, etc.

También se puede optar por la realización de promociones como ofertar un cierto número de clases gratis u organizar pequeños concursos con los que atraer a la clientela.

La mejor forma de captación de clientes es el «boca a boca». Por ello es importante la satisfacción del cliente a fin de que recomienden el servicio y repitan en un futuro.