Montar un Taller Infantil

, por  EIE 4323

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una empresa de talleres infantiles

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar un taller juvenil, en el que niños y adolescentes puedan disfrutar de su tiempo libre y de ocio de una manera divertida, mediante el desarrollo de distintas actividades recreativas y de entretenimiento.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Se recomienda que la persona que vaya a llevar a cabo este proyecto, sea el de una persona activa, con gran afinidad hacia los niños. Preferiblemente con espíritu creativo y conocimientos educativos.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Artículos y Desarrollo de las Actividades

En este caso, y como ya hemos mencionado anteriormente, vamos a constituir una empresa que lleve a cabo el proyecto de un taller juvenil. Como público objetivo se ha establecido el segmento que va desde los 5 hasta los 16 años. En función de los clientes, estos servicios serán los siguientes:

Particulares: organización de talleres en nuestras instalaciones para niños (de 5 a 10 años) y adolescentes (de 11 a 16 años). Se pueden organizar de forma puntual actividades de ocio alternativo.

Entidades públicas y privadas: organización de talleres y actividades de ocio complementarias y novedosas, con motivo de celebraciones puntuales: romerías, fiestas patronales, ferias, noches temáticas, fiestas privadas, días de la juventud, semanas culturales, etc. Estas actividades serán realizadas tanto al aire libre como en recintos cerrados y su duración podrá ser variable.

Una vez identificados los servicios que se ofrecen a cada cliente, hay que desarrollar y concretar en que van a consistir cada uno de ellos. Así pues, tenemos:

Talleres: se dispondrá de dos grupos, uno infantil y otro adolescente. Los talleres a impartir serán de: globofexia, pintacaras, disfraces, abalorios.....

Actividades diversas:Hinchables, gymkhanas, fiestas temáticas...

EL MERCADO

El tiempo libre es el periodo de tiempo que le queda libre a una persona después de cumplir con sus obligaciones diarias. No obstante, muchas de las actividades realizadas en este tiempo no son de ocio, como por ejemplo, obligaciones familiares, burocracia, necesidades biológicas, etc. Otra parte de este tiempo está dedicado a actividades autoimpuestas, es decir, tareas que nosotros mismos decidimos hacer. Así podemos decir que el tiempo libre se divide en dos tipos de actividades: de ocio y de no ocio.

El ocio es una forma de utilizar el tiempo libre. Lo importante en este caso, no es la actividad que realicemos en este periodo sino que la hayamos elegido de forma libre y sin un fin concreto. Así, el ocio se concibe como una desconexión, y su condición es la de no tener necesidad de estar ocupado. Si en este tiempo estamos pasivos, el tiempo de ocio se convierte en ociosidad.

El objetivo de la educación del tiempo libre consiste en potenciar la parte educativa que hay en el ocio, para convertirlo en un proceso creativo y no en un elemento de consumo. La sociedad en la que vivimos y la forma de vida moderna nos hacen vivir nuestro tiempo libre como algo sin importancia; cuando, en realidad, un buen uso de este tiempo libre nos ayudará a formarnos como personas.

Es por ello que desde las distintas administraciones públicas se llevan a cabo diversos programas, los cuales nos ayudarán, en definitiva, a mejorar nuestra calidad de vida.

Si trasladamos todas estas reflexiones a los niños, nos encontramos que de media, los estudiantes españoles tienen 175 días lectivos. En comparación con los días laborables de los padres, nos encontramos con que hay una gran cantidad de familias que no tienen con quien dejar a sus hijos cuando éstos no van a clase. Esta situación se ha hecho más visible con la creciente incorporación de la mujer al mundo laboral.

Se hace necesario por tanto, la búsqueda de fórmulas que permitan cubrir esta necesidad, y es aquí donde radica la oportunidad de nuestro negocio.

LA CLIENTELA

Para el estudio de los clientes, vamos a segmentar el mercado en dos grandes grupos:

Particulares y grupos:

  • Público infantil y adolescente (5-16 años) que resida habitualmente o temporalmente en la ciudad.

Empresas y organismos:

  • Colegios, centros escolares, academias, asociaciones de vecinos, etc.
  • Entidades privadas productoras u organizadoras de eventos dirigidos a los niños.
  • Administraciones públicas: estas entidades suelen contratar a empresas privadas para que le organicen las actividades educacionales, de entretenimiento, recreativas y deportivas. Entre ellas destacamos a los Ayuntamientos, Instituto de la Juventud y Deporte, Junta de Andalucía, Delegaciones provinciales, etc.

LA COMPETENCIA

Para estudiar la competencia del negocio, habrá que tener en cuenta los siguientes tipos de competidores:

  • Empresas que ofrecen servicios similares: En el sector existen empresas especializadas, que organizan y llevan a cabo actividades similares a las que se describen para este negocio.
  • Los propios colegios: La mayoría de los colegios ofrecen actividades extraescolares y de ocio después de la jornada lectiva.
  • Administraciones públicas: muchas entidades pertenecientes a la administración como, bibliotecas públicas, delegaciones de la juventud, etc. ofrecen servicios relacionados con actividades de ocio juveniles.

PLAN DE VENTAS

Para llevar a cabo la campaña de comunicación, tenemos varias alternativas posibles, no excluyentes entre si.

  • Confeccionar un catálogo o folleto, donde se ponga de manifiesto quien somos y a que nos dedicamos, así como los servicios que ofrecemos, tarifas, etc. Esta publicidad puede dejarse en colegios, asociaciones de padres, institutos, centros deportivos, parques infantiles, etc. Esta acción puede complementarse con un buzoneo por las zonas residenciales y un reparto de folletos a pie de calle.
  • Podemos anunciarnos en directorios de empresas como QDQ o Páginas Amarillas.
  • Otra alternativa sería anunciarnos en los periódicos de difusión gratuita, locales y/o distritos. No se descarta la confección de cuñas de radio o spots de TV para medios locales, aunque son menos recomendables.
  • Realizar una intensa campaña de visitas a las empresas organizadoras de eventos de todo tipo. Se trata de captar clientes de forma convencional a través de las visitas realizadas por un comercial de nuestra división. En estas visitas, el comercial dejará folletos publicitarios y de tarifas, además de su tarjeta de visita. En esta misma línea estaría el contacto con asociaciones de padres, de vecinos, etc.
  • Realizar una página web. En la actualidad, es una de las mejores formas de darnos a conocer. Esta página sirve para darnos a conocer, exponer nuestros servicios, mostrar fotos de otras actividades o de las instalaciones, calendario de actividades, horarios, grupos, etc.
  • Sin duda, la mejor forma de captación de clientes es el boca a boca. Por ello es importante que los clientes salgan satisfechos con los servicios recibidos y los recomienden a su entorno más cercano.