Montar una Empresa Multiservicios/Mantenimiento

, por  EIE 287957

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una empresa multiservicios/mantenimiento de hogares y empresas

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear una empresa dedicada a ofrecer servicios de mantenimiento (cuidado, arreglos y reparaciones de instalaciones) para hogares y empresas.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El proyecto está especialmente indicado para personas de mediana edad con experiencia anterior en las diversas actividades que son desarrolladas en este negocio. Además, el emprendedor deberá poseer aptitudes personales y profesionales de gestión necesarias para emprender el negocio.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Como hemos indicado al principio, la empresa va a realizar diversas actividades relacionadas con el mantenimiento de viviendas y otras instalaciones, dentro de las que contempla un amplio abanico de servicios como son el de electricidad, pintura y fontanería.

Podemos hacer una clasificación de nuestros servicios en función de la frecuencia con la que se realicen. Así, podemos distinguir:

- Mantenimiento básico: recepcionar la incidencia y solucionarla.

- Mantenimiento integral: sin necesidad de llamar el cliente, se desplazan con una frecuencia establecida con los mismos a las viviendas o instalaciones empresariales para resolver las incidencias que se detecten. Este servicio incluye el mantenimiento preventivo.

Los trabajos que podrán incluirse dentro de este servicio de mantenimiento serán:

Pequeñas reparaciones eléctricas:

Dentro de esta actividad podemos incluir el cambio de pulsadores, timbres, sustitución de cebadores y automáticas, bombillas¿

Pequeñas reparaciones de fontanería:

Algunas de las reparaciones básicas serían:

- Reparación de un reventón de una tubería

- Arreglo de un desagüe bloqueado

- Congelamientos y reventones en invierno

- Desatascar un desagüe o un fregadero

- Instalación de una lavadora

- Sustitución de un grifo

- Reparación de inodoros

Trabajos de pintura:

Consistiría en pequeños retoques tanto en paredes como en fachadas.

Cerrajería:

En este apartado incluiríamos el cambio de cerraduras, bombines, manillas, muelles..

Reparaciones exteriores:

Algunas de los trabajos más comunes en las reparaciones exteriores de la vivienda son:

- Recubrimientos de tejados (tejas, pizarra o alquitrán en el caso de las azoteas)

- Sustitución de una teja para evitar goteras

- Reparación de las cubiertas que sellan las juntas en el cruce del tejado con una pared de ladrillo

- Limpieza del sistema de canalones que sirven para recoger toda el agua de la lluvia que cae sobre el tejado y que es canalizada a través de un bajante hacia el desagüe.

- Desatacar una bajante obstruida.

- Localización y reparación de daños en muros exteriores.

- Protección contra humedades.

- Tratamientos antihumedad (inyección de productos químicos, placas de tela asfáltica, tubos).

Otros:

Consistirá en la realización de reparaciones de pequeña envergadura así como la instalación de pequeños elementos tales como papeleras fijas, buzones, perchas, cuadros, etc.

EL MERCADO

El sector servicios en nuestro país, sector en el que se incluye nuestro negocio, es el más importante de la economía en términos del Producto Interior Bruto y creación de empleo.

En cuanto al negocio concreto que estamos desarrollando, servicios de mantenimiento, tiene una creciente importancia en el mercado. Este negocio no sólo es capaz de satisfacer las necesidades de los clientes particulares sino que está muy demandado por las empresas aseguradoras. Este hecho se explica porque cada vez son más los ciudadanos que contratan un seguro de hogar. En este incremento de contrataciones de seguros, ha venido motivado por la obligatoriedad impuesta por los bancos de contratarlos junto con la hipoteca.

El incremento de los seguros también se da en el sector empresarial. Así pues, los servicios de mantenimiento serán muy solicitados por este tipo de cliente.

LA CLIENTELA

Los clientes potenciales que necesiten nuestros servicios, pueden ser de diversos tipos:

Particulares: En este grupo podríamos incluir a los propietarios particulares de viviendas y a las comunidades de vecinos.

Empresas: dentro de este grupo podríamos hacer otra distinción:

- Empresa como consumidor final: oficinas, comercios, colegios

- Empresas intermedias que facilitan el servicio a sus propios clientes: podemos encontrarnos el caso de las compañías aseguradoras.

En los inicios nos dirigiremos a colectivos (comunidades de vecinos, restaurantes, oficinas, etc.) con los que llegaremos a acuerdos para ofrecerles un servicio de mantenimiento continuado en el tiempo. Para los clientes particulares dirigiremos una fuerte campaña de comunicación una vez que estemos asentados en el sector.

LA COMPETENCIA

Para el análisis de la competencia hay que distinguir dos tipos principales de competidores:

- Otras empresas que realizan trabajos de similares características de tamaño y oferta de servicios. Así los verdaderos competidores serán aquellos que estén ubicados dentro de la misma zona de influencia. Por tanto, habrá que estudiar la zona escogida para la ubicación de la empresa ya que es básico saber qué hace la competencia que ya está establecida en esa zona y apostar por una diferenciación con ella.

- Empresas y profesionales especialistas en los distintos oficios que engloba el mantenimiento de una instalación (hogar, comunidad de vecinos, etc.): albañilería, fontanería, electricidad, pintura, etc. Estos competidores pueden actuar a la vez como tales o como proveedores si necesitamos incorporar algunos de sus servicios al nuestro para realizar determinadas tareas, pudiendo actuar como una subcontrata de las mismas.

PLAN DE VENTAS

En general este tipo de empresas no suele hacer excesiva publicidad para darse a conocer, no obstante puede ayudar el insertar anuncios en guías informativas y otros medios locales (encartes en prensa diaria, radio, carteles en determinados establecimientos públicos, reparto de elementos promocionales: almanaques, mecheros, camisetas, etc.-...).

Como se comentó anteriormente, en principio nos dirigiremos a colectivos, por lo que en este sentido será muy importante la función comercial por parte de la persona emprendedora a través de las visitas comerciales a los clientes potenciales.

También hay que subrayar la efectividad de la difusión por parte de los propios clientes. Las pequeñas empresas se ven favorecidas en el contacto con clientes al trabajar en colaboración con otros gremios; a esto añadir la recomendación de técnicos aparejadores, arquitectos, etc. Esto hace, que el boca a boca sea la mejor publicidad para este tipo de negocio.

La atención a la clientela es una de las bases del mundo de los servicios. Existen oportunidades de asistir a cursos sobre la materia organizados por las distintas asociaciones empresariales.

Hacer frente a quejas y reclamaciones es otro de los aspectos fundamentales. Para esto se deben establecer mecanismos de recogida de éstas y prepararse para atenderlas y convertir esta segunda oportunidad que nos ofrece un cliente en un elemento para reforzar nuestro vínculo con él.