Montar una Granja Ecológica

, por  EIE 248642

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una granja ecológica

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

En este proyecto se describe la creación de una granja ecológica, es decir, una granja dedicada a la producción y venta de productos biológicos y, más concretamente, de huevos ecológicos.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Fundamentalmente, las personas que quieran desarrollar este negocio deben nutrirse de la mayor cantidad de información posible. Se recomienda para personas que tengan conocimiento sobre el mundo de la agricultura: ingenieros agrónomos, biólogos, profesionales de la agronomía, agricultores, etc.

Es importante ser conscientes de que en esta actividad no cabe eso de «rápida rentabilidad», ya que al estar trabajando con animales, se deben respetar sus ciclos biológicos y, además, todo lo que el criador realice debe hacerlo con buen criterio y sólidos conocimientos.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Los productos que se comercializarán se dividen en:

  • Productos de origen animal (ganadería)
  • Productos de origen vegetal (cultivos)

Para no excedernos en el volumen de inversión inicial, en principio propondremos que el negocio se especialice en avicultura ecológica. Destacaremos la producción de huevos ecológicos que, debido al desconocimiento que existe con respecto a esta materia, goza de muy poca competencia en el sector. A medida que el negocio crezca y aumente el volumen de pollos y gallinas, podría comercializarse también la producción avícola de carne y, en un momento futuro, rentabilizar los terrenos con productos también vegetales.

Así pues, en principio, el producto ofrecido por el negocio serán los huevos ecológicos. Estos presentan con respecto a los convencionales un mayor nivel de contenido en proteínas.

Hay que tener en cuenta que para que los huevos se puedan vender con la denominación ecológica, las aves deben llevar criadas por el método ecológico un tiempo no inferior a 6 semanas.

EL MERCADO

El estilo de vida sano y natural está en auge, especialmente en cuanto a alimentación se refiere. El cambio en los hábitos alimenticios de los españoles ha provocado que el consumo de alimentos biológicos, que en la actualidad es una tendencia minoritaria, pronostique grandes perspectivas de crecimiento.

Las últimas directrices y adaptaciones a la Política Agraria Comunitaria llevan a plantear el futuro del mundo rural desde una perspectiva diferente, concretamente desde una perspectiva basada en la “sostenibilidad”, con la conservación del medio ambiente y el desarrollo rural como pilares fundamentales de dicha política.

Además, el desarrollo y aprovechamiento de producciones dotadas de carácter propio, constituye una interesante alternativa para las explotaciones que presentan desventajas estructurales con respecto a las explotaciones modernas de alto nivel tecnológico.

La agricultura y ganadería ecológicas ofrecen una respuesta adecuada a la situación actual del sector en España. Por un lado, atienden a la creciente demanda de productos ecológicos y, por otro, dan solución a los problemas que plantea la reorientación agraria de las explotaciones.

De datos extraídos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se desprende que la evolución de la producción agrícola ecológica sigue una tasa de crecimiento positiva.

Teniendo en cuenta los datos comentados anteriormente y uniéndole a estos la creciente preocupación de la sociedad por disponer de productos de calidad debido a la alarma social derivada de ciertos hechos como, las vacas locas o la gripe aviar, podemos concluir que se ha favorecido el crecimiento de la demanda de huevos ecológicos, es decir, huevos provenientes de gallinas criadas de forma tradicional y exentas de productos artificiales, al ser éstas alimentadas con productos biológicos.

LA CLIENTELA

El cliente habitual de este negocio va a ser el público en general, los supermercados, las cooperativas, los mercados y los minoristas e, incluso, el sector de la hostelería y restauración. Podemos agrupar estos clientes en los siguientes tres tipos genéricos (suelen ser los más habituales):

  • Cooperativas
  • Distribuidores
  • Minoristas

El objetivo es que vendamos directamente a los minoristas para poder ofrecer más reducido el precio de venta final al consumidor.

LA COMPETENCIA

Para el análisis de la competencia hay que distinguir varios tipos de competidores:

  • Otras granjas de pequeños empresarios situados en la misma zona de influencia. Estas granjas van a ser la competencia directa de negocio.
  • Cooperativas: las cooperativas funcionan como clientes pero también como competidores puesto que venden no sólo nuestros productos, sino también los productos de otras granjas a clientes a los que nuestra granja también se dirige.
  • Tiendas especializadas en productos biológicos o ecotiendas. Pueden suponer un cliente más que un competidor, sin embargo, en el momento en el que se sirve de otro proveedor, ya sea nacional o internacional, se convierte en competidor.
  • Mercados de abastos. Cada vez más integran en su oferta los productos biológicos.
  • Importación de productos biológicos de otros países que ofrecen el producto mucho más barato. Sin embargo, actualmente este competidor no es muy agresivo puesto que, respecto a la agricultura ecológica, exportamos más que importamos.
  • Hipermercados y supermercados. Esta línea de competidores ofrece cada vez más gamas de productos sanos y biológicos.
  • Herbolarios. Es el primer sitio que se le viene al público a la hora de comprar alimentos ecológicos. Aunque ofrecen muchos de los productos de este tipo, ciertos productos, como los huevos, suelen brillar por su ausencia.
  • Tiendas delicatessen. Ofrecen como productos de alta calidad los productos ecológicos.

PLAN DE VENTAS

Es fundamental, al inicio de todo negocio, darse a conocer y atraer a los clientes. Es conveniente utilizar la publicidad en revistas del sector, contactar con cooperativas y distribuidores del sector, etc.

Para potenciar la venta directa de los productos en la propia granja sería interesante el buzoneo e inserciones en radio y televisión local. Esta posibilidad es muy interesante para el emprendedor, ya que se eliminarán los gravámenes impuestos por los intermediarios.

Internet es una herramienta a tener en cuenta para este tipo de empresa. Disponer de una página Web propia con información de los productos y con explicaciones del proceso de producción es una forma de llegar a un público habituado al uso de Internet y de dar a conocer los beneficios de la avicultura ecológica.

El boca a boca derivado de los clientes que prueben el producto será muy importante para que otros clientes como restaurantes, bares, etc. vean la importancia de ofrecer en sus platos comida sana y natural y lo adquieran en el futuro.