Montar una Herboristería

, por  EIE 77429

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una herboristería

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear un negocio minorista dedicado a la comercialización de productos de herboristería.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El perfil idóneo del emprendedor es el de una persona que le guste la vida sana, la medicina alternativa y conozca las propiedades curativas de las plantas o este dispuesto a aprenderlas. Además debe ser una persona afable, con buenas cualidades para el trato con los clientes, al basarse el negocio en la fidelización de la clientela.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

El tipo de negocio que en este proyecto se define, suele centrar su objeto de venta en las plantas medicinales, pero precisan disponer de una amplia oferta y variedad de productos para que el cliente pueda encontrar lo que necesita.

Dentro de los productos que se venden en una herboristería nos encontramos con plantas medicinales, alimentos especiales y complementos alimenticios.

Además en los establecimientos de herbodietética, entre los productos más vendidos se encuentran los dietéticos. Los productos dietéticos están destinados a cubrir las necesidades nutricionales específicas de determinados grupos de población siendo definidos como productos alimenticios que «por su composición peculiar o por el particular proceso de fabricación, se distinguen claramente de los productos alimenticios de consumo corriente, son apropiados para el objetivo nutritivo y se comercializan indicando que corresponden a dicho objetivo».

Se consideran productos dietéticos, entre otros, los siguientes grupos de alimentos:

- Productos alimenticios destinados al control de peso.
- Alimentos sin gluten.
- Alimentos destinados a diabéticos.
- Alimentos adaptados para deportistas.
- Alimentos pobres en sodio, incluidas las sales hiposódicas o asódicas.
- Alimentos destinados a usos médicos especiales (sonda).
- Dietética infantil .

EL MERCADO

A pesar de la evolución de la medicina y la industria farmacéutica, la llamada “medicina alternativa”, ha pasado de ser considerada un remedio casero a ser una opción escogida por un número creciente de consumidores.

Dentro de esta “medicina alternativa” se encuentran tres grupos de productos:

- Alimentos dietéticos.
- Complementos Alimenticios.
- Plantas Medicinales.

El 85% de estos productos se comercializa a través de Herboristerías y Establecimientos de Dietética.

La gran aceptación que actualmente está teniendo este tipo de productos, hace que aparezcan multitud de franquicias en el sector, tales como: Naturhouse, Santiveri, etc. e incluso se están comercializando éstos productos en las grandes superficies, en farmacias y en centros de estética y gimnasios.

Algunos aspectos destacados sobre el sector son los siguientes:

- Las plantas medicinales podrán venderse libremente al público, siempre que se ofrezcan sin referencia a propiedades terapéuticas, diagnósticas o preventivas, quedando prohibida su venta ambulante.

- Las plantas medicinales pueden contener uno o más principios activos, lo cual puede permitir que una misma planta sirva para tratar diferentes afecciones. En ocasiones se recurre a la mezcla de varias plantas medicinales para potenciar el efecto deseado.

Su forma de presentación es muy variada, ya que se encuentra en el mercado en forma de plantas desecadas para preparar en infusión, comprimidos, cápsulas, extractos líquidos, aceites esenciales, etc. e incluso como ingredientes el los complementos alimenticios.

LA CLIENTELA

El cliente potencial de este tipo de negocio se corresponde con toda persona a la que le guste cuidarse y se decida por una medicina alternativa, en principio, menos agresiva que la oficial.

Dentro de los clientes podemos distinguir distintos tipos:

- Personas mayores, a las que ofrecer, por ejemplo, infusiones de todo tipo.
- Personas que buscan productos de belleza y de relajación.
- Deportistas o estudiantes que demanden productos energéticos.
- Sector infantil (Dietética, leches de continuación y otros alimentos.).
- Población con problemas de salud o con regímenes específicos (control de peso, diabéticos, usos médicos específicos, etc.).
- Población en general que precisa cuidar su salud (complementos nutricionales –vitaminas, polen, miel, etc.- plantas medicinales, etc.).

LA COMPETENCIA

La escasa regulación de estas actividades provoca un gran intrusismo en el sector. Por este motivo existe un gran número de establecimientos en los que podemos encontrar este tipo de productos.

Así, en el análisis de la competencia, encontramos:

- Negocios de herboristería de similares características al negocio que se plantea en este proyecto.
- Las cadenas de franquicias que están proliferando. Para un inicio, dan mayor respaldo, pero te dan menos libertad a la hora de crecer, diversificar, etc.
- Farmacias, que incluyen artículos naturales: infusiones, cápsulas, etc.
- Parafarmacias.
- Grandes superficies, que tienen una zona dedicada a este tipo de productos.
- Otros negocios que incorporan productos naturales a su oferta como centros de estética, gimnasios, etc.

PLAN DE VENTAS

Para darse a conocer, y atraer a los clientes, es importante tener en cuenta diversas variables:

- Es fundamental la imagen del local. Debe de llamar la atención para que, el potencial cliente se pare ante el escaparate atraído por lo que en él se expone.

La colocación de los artículos en estanterías, expositores, techo y suelo, a lo largo y ancho de la superficie del local. Estos hay que colocarlos de forma que no impida el recorrido del cliente o sufran peligro de ser rotos involuntariamente. Deberán ser renovados cada cierto tiempo para que el cliente aprecie la variedad.

El papel del personal es un elemento imprescindible ya que en su relación con el cliente debe transmitir profesionalidad, conocimiento y capacidad de asesoramiento.

- Realizar promociones en determinadas temporadas, en productos que tengan gran rotación, etc.

- Publicidad: buzoneo, principalmente en la zona en la que se ubica la tienda; inserciones en guías locales, etc.

- Contar con una página web propia o anunciarse en alguna página del sector en Internet, es una buena forma de llegar hasta más clientes.

- El “boca a boca” será, sin duda alguna, la publicidad más efectiva. Un cliente satisfecho repetirá compra en el local y traerá clientes al negocio.