Montar una Ortopedia

, por  EIE 59560

Plan de Empresa

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear un negocio de comercialización al por menor de productos relacionados con la salud, concretamente, con la venta de productos ortopédicos, que no necesitan receta médica.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El perfil idóneo del emprendedor es el de una persona concienciada con los problemas en la salud de las personas y con buenos conocimientos en el campo de la ortopedia, tanto teóricos como prácticos.

Además, debe ser una persona afable, con buenas cualidades para el trato con los clientes, al basarse el negocio en la fidelización de la clientela.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Los productos que se comercializan en una ortopedia deben estar debidamente homologados, llevando la marca CE.

El tipo de negocio que en este proyecto se define, precisa disponer de una amplia oferta y variedad de productos para que el cliente pueda encontrar lo que necesita.

Las líneas de negocio que usualmente vende una tienda ortopédica podrían ser las siguientes:

- Sillas de ruedas: de acero, eléctricas, ligeras, etc.
- Sistemas de sujeción: cinturones de sujeción, muñequeras de sujeción, etc.
- Grúas de traslado.
- Ortesis:
Miembro inferior: férulas, musleras, calcetines de corrección, etc.
Miembro superior: cabestrillos, férulas, muñequeras, braces, etc.
Tronco: fajas, corsés, espaldilleras, collarines, etc.
- Calzado, podología y complementos del pie.
Plantillas, protectores y apósitos de silicona.
Calzado profesional.
- Ortopedia infantil.
- Medicina deportiva: accesorios deportivos, vendajes, rodilleras, muñequeras, etc.
- Ayudas a la marcha: muletas, andadores, bastones, etc.
- Material desechable: gasas, compresas, agujas, jeringas, vendajes, esparadrapos, tiritas, material de protección personal, etc.
- Aparatos de rehabilitación.
- Otros.

Algunas ortopedias incorporan servicios añadidos, como fisioterapia, podología, etc. incorporando los servicios de uno o más especialistas que vienen uno o más días a la semana.

Es conveniente ir ampliando el surtido de forma gradual, a medida que el negocio va asentándose y se va conociendo la demanda de los clientes más fieles, añadiendo así, valor al negocio. Para el inicio de la actividad, es suficiente con una gama de los productos más demandados.

EL MERCADO

El campo de la ortopedia se ocupa principalmente de la corrección de las discapacidades o deformaciones físicas de las personas. Tras consultar datos que sobre la materia proporciona el Instituto Nacional de Estadística (INE), se sabe que un 9% de la población española, algo más de 3 millones y medio de personas, padece alguna discapacidad. El número de personas con alguna discapacidad en España es de 3.528.221. De ellas, un 58% son mujeres.

LA CLIENTELA

Este tipo de establecimientos tiene como público objetivo a aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad física o deformidad, así como aquellas otras que en algún momento de su vida necesitan de algún tipo de corrector.

En las edades infantiles y juveniles las tasas de discapacidad se sitúan en torno al 2% de la población; crecen algo entre los/as adultos/as jóvenes de 20-44 años (3,1%), y alcanzan el 9,4% en las edades maduras.

En la etapa escolar (hasta los 16 años), las tasas entre niños son más altas que entre las niñas, quizá como consecuencia de comportamientos “más activos” y de mayor riesgo.

Los niños y jóvenes constituirán un pequeño segmento de la población objetivo de este negocio.

Por último, tampoco hay que olvidar a aquel grupo de personas que, si padecer ninguna discapacidad, necesita de un aparato médico temporal para corregir una determinada deficiencia. Aquí se incluyen personas deportistas, personas con problemas de espalda o cervicales, etc.

LA COMPETENCIA

En el análisis de la competencia, encontramos:

- Otras ortopedias como la que se estudia en este proyecto. Las ortopedias que están dentro del ámbito y localidad suponen una competencia directa porque, además, suelen tener una cartera de clientes fijos.

- Fabricantes que, además de elaborar ellos mismos los artículos, los venden.

- Farmacias, que incluyen artículos correctores y ortopédicos.

- Grandes superficies, que tienen una zona dedicada a este tipo de productos.

PLAN DE VENTAS

Pueden utilizarse diversos medios: prensa, radio, páginas amarillas..., aunque lo habitual al iniciar la actividad es realizar mailing o buzoneo y crear para ello un folleto con los artículos más atractivos.

Es conveniente realizar la edición de un catálogo descriptivo de los productos especializados y de los componentes, sus características e incluso recomendaciones sobre la utilidad que pueden proporcionar para que pueda ser mostrado a los posibles clientes, en especial cuando estos sean profesionales.

También resulta muy interesante diseñar una página Web del negocio donde se incluya el catálogo de productos y servicios y que permita realizar consultas on-line. Como se comentó, el comercio electrónico de productos de electrónica está en auge y se está convirtiendo en un potente competidor.

El elemento de mayor valoración en comunicación va a ser la propia tienda. En este sentido se deben usar las técnicas de merchandising para distribuir los artículos en el interior del establecimiento y recurrir a técnicas de escaparatismo (iluminación, colores, composición,...). Además, es muy importante que la atención al cliente sea muy amable y profesional, pues esto puede derivar en una compra futura.