Montar una Parafarmacia

, por  EIE 36664

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una parafarmacia

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear un negocio minorista dedicado a la comercialización al por menor de productos relacionados con la salud, cuidado e higiene, así como dietética y nutrición que no necesitan receta médica para su venta.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El perfil idóneo del emprendedor es el de una persona que le guste la vida sana, la medicina alternativa y conozca las propiedades curativas de las plantas o este dispuesto a aprenderlas. Además debe ser una persona afable, con buenas cualidades para el trato con los clientes, al basarse el negocio en la fidelización de la clientela.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

En las parafarmacias pueden venderse un amplio surtido de productos para la salud elaborados por los laboratorios farmacéuticos siempre que no estén catalogados como medicamentos.

El tipo de negocio que en este proyecto se define, precisa disponer de una amplia oferta y variedad de productos para que el cliente pueda encontrar lo que necesita.

Las líneas de negocio que usualmente vende una parafarmacia son las siguientes:

1. Nutrición e higiene infantil.

2. Herboristería.

3. Cosmética.

4. Dietética.

5. Dermofarmacia.

6. Complementos nutricionales.

Algunas parafarmacias incorporan servicios añadidos, como fisioterapia, homeopatía y naturología, etc. incorporando los servicios de un o más especialistas que vienen uno o más días a la semana.

Será necesario realizar un estudio previo de la zona, que permitirá determinar la media de edad y otras características de la población de la zona de influencia del negocio, lo cual permitirá conocer qué productos serán los más adecuados para configurar la oferta del establecimiento.

Es conveniente ir ampliando el surtido de forma gradual, a medida que el negocio va asentándose y se va conociendo la demanda de los clientes más fieles, añadiendo así, valor al negocio. Para el inicio de la actividad, es suficiente con una gama de los productos más demandados.

EL MERCADO

En las parafarmacias pueden venderse un amplio surtido de productos para la salud elaborados por los laboratorios farmacéuticos siempre que no estén catalogados como medicamentos. Estos productos representan alrededor del 70% de las ventas de las farmacias.

Además, pueden venderse productos dietéticos y productos para el cuidado corporal. Las plantas medicinales podrán venderse libremente al público, siempre que se ofrezcan sin referencia a propiedades terapéuticas, diagnósticas o preventivas, quedando prohibida su venta ambulante.

La gran aceptación que actualmente está teniendo este tipo de productos, hace que aparezcan multitud de franquicias en el sector, tanto de Parafarmacia como de herboristería. etc. e incluso grandes superficies disponen de zonas destinadas a “Parafarmacia”.

LA CLIENTELA

Este tipo de establecimientos tienen como público objetivo, cada vez, un mayor número de colectivos:

- Sector infantil (alimentación, cuidados de la piel, higiene, etc.).

- Población con problemas de salud o con regímenes específicos.

- Población en general que precisa cuidar la salud (complementos nutricionales –vitaminas, polen, gingseng, etc.- herboristería, dermofarmacia, cosmética, etc.).

LA COMPETENCIA

La escasa regulación de estas actividades provoca un gran intrusismo en el sector. Por este motivo existe un gran número de establecimientos en los que podemos encontrar este tipo de productos.

Así, en el análisis de la competencia, encontramos:

- Negocios de parafarmacia de similares características al negocio que se plantea en este proyecto.

- Las cadenas de franquicias que están proliferando. Para un inicio, dan mayor respaldo, pero te dan menos libertad a la hora de crecer, diversificar, etc.

- Farmacias, que incluyen artículos naturales: infusiones, cápsulas, etc.
Herboristería.

- Grandes superficies, que tienen una zona dedicada a este tipo de productos.

PLAN DE VENTAS

Para darse a conocer, y atraer a los clientes, es importante tener en cuenta diversas variables:

- Es fundamental la imagen del local. Debe de llamar la atención para que, el potencial cliente se pare ante el escaparate atraído por lo que en él se expone.

La colocación de los artículos en estanterías, expositores, techo y suelo, a lo largo y ancho de la superficie del local. Estos hay que colocarlos de forma que no impida el recorrido del cliente o sufran peligro de ser rotos involuntariamente. Deberán ser renovados cada cierto tiempo para que el cliente aprecie la variedad.

El papel del personal es un elemento imprescindible ya que en su relación con el cliente debe transmitir profesionalidad, conocimiento y capacidad de asesoramiento.

- Realizar promociones en determinadas temporadas, en productos que tengan gran rotación, etc.

- Publicidad: buzoneo, principalmente en la zona en la que se ubica la tienda; inserciones en guías locales, etc.

- Contar con una página web propia o anunciarse en alguna página del sector en Internet, es una buena forma de llegar hasta más clientes.

- El “boca a boca” será, sin duda alguna, la publicidad más efectiva. Un cliente satisfecho repetirá compra en el local y traerá clientes al negocio.