Montar una Tapicería

, por  EIE 28856

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una tapicería.

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar una empresa dedicada a la restauración y fabricación de muebles tapizados.

El tapicero es la persona que tiene por oficio tejer tapices, guarnecer muebles, sillería, sofás, etc., o vender alfombras, cortinajes y otros elementos de decoración. Este trabajo se pude llevar a cabo de manera artesanal o industrial.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto resulta idóneo para aquellas personas que tengan conocimientos en el sector del tapizado; es decir, que hayan recibido una formación profesional adecuada, y tengan experiencia laboral suficiente.

Además, es recomendable que la persona que se vaya a embarcar en este tipo de negocio disfrute de nociones y competencias avanzadazas en el mundo de la decoración.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Las principales actividades que suelen desarrollar los negocios dedicados a la tapicería se pueden dividir en dos:

1. Fabricación: Se trata de elaborar todo tipo de muebles tapizados; sofás, sillones, sillerías, cabeceros, etc. tanto en modelos con medidas estandarizadas como en medidas especiales. Además, se le debe dar al cliente la posibilidad de elegir entre una amplia gama de tejidos. Se trata, pues, de un trabajo minucioso de fabricación artesanal.

Para conseguir tal fin se debe contar con un equipo de artesanos de amplia experiencia (silleros, tapiceros y barnizadores), que se ocupan de las diferentes fases del proceso de fabricación del mueble.

En este sentido, vamos a suponer para este negocio que esta actividad se empiece a desarrollar una vez que el negocio se haya asentado ya que la inversión que supone llevarla a cabo es mucho mayor. Por lo que en un primer momento, esta actividad de fabricación va a ser subcontratada.

2. Restauración: Supone el arreglo del mobiliario tapizado, ya sea rehabilitando cualquier problema que tenga el tapizado, o, directamente, cambiándoselo por uno nuevo, lo que se llama el retapizado. Este proceso se lleva a cabo con las mismas técnicas utilizadas en el pasado, es decir, se restauran cinchas y muelles, se cambia la arpillera, se repone la crin y se tapiza con distintos tipos de tela, realizándose por profesionales artesanos que ejecutan las operaciones manualmente.

Además, se debe disponer de un servicio de recogida y entrega a domicilio de los trabajos, de manera que el cliente no deba preocuparse del traslado.
Además de estas tres líneas de actividad principales, el negocio debe dar la posibilidad de formalizar presupuestos gratuitos y sin compromiso, así como la realización de trabajos (de menor importancia) en el domicilio del cliente, cuando esto sea posible.

Una vez que el negocio vaya creciendo, se puede optar por diversificar el negocio e incluir entre los servicios de la empresa el de decoración, basado en la confección a medida. En este sentido, se ofrecería al cliente un asesoramiento personalizado de proyecto y un posterior presupuesto en el que esté incluido todo lo que el cliente necesita saber (toma de medidas, confección, instalación, plazos de entrega, etc.) para hacer realidad la decoración de su espacio (hogares, oficinas, despachos, hoteles, residencias, etc.). Así mismo, el cliente debe contar con una amplia variedad de telas que elegir, ya sea en catálogos y muestras donde el cliente puede diferenciar distintos tipos de confecciones: estores, colchones, faldas de camilla, fundas, etc.

EL MERCADO

En España, alrededor del 68% del consumo de muebles se destina a muebles de hogar.

Las familias españolas gastan una media de cerca de 400 euros en muebles al año. Este consumo per cápita de mobiliario en España, aunque ha ido mejorado, sigue siendo bajo con respecto a la media comunitaria.

Según los datos del sector, la compra por renovación de muebles supone el 56,5% del gasto y el 43,5% restante se corresponde a primeras compras.

En el sector de la tapicería y la decoración cobran especial importancia las ferias temáticas dedicadas a esta parcela de mercado. Así, la feria Decosit de Bruselas, es el principal certamen del sector de la tapicería y de la decoración y atrae a los principales compradores mundiales del producto.

Según datos extraídos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) las estadísticas sobre la venta final de productos decorados con tapicería, en primer lugar se encuentran los tapizados de estilo contemporáneo. Les preceden los productos basados en los diseños tradicionales, que agrupa el estilo Francés, Campaña e Italiano representando el 23% de las tapicerías. Seguidamente se sitúa el género tradicional Victoriano, y en cuarto lugar le sigue el estilo basado en el siglo dieciocho.

La tapicería en el sector del mueble en Estados Unidos siempre se ha considerado un mercado de estilo tradicional. Sin embargo, los datos revelan que las tendencias han cambiado los últimos años dando paso a los tejidos más modernos, tendencia que está llegando a nuestro país.

En cuanto a la forma de competir dentro del sector y hacer frente a la Gran Distribución (grandes tiendas especializadas, hipermercados, almacenes de descuento especializados, grupos de compradores, etc.), se espera que continúen las tendencias más recientes consistentes en la búsqueda y mantenimiento de la calidad de los productos por parte del comercio artesano como arma estratégica para lograr diferenciación dentro de este sector.

LA CLIENTELA

El cliente al que va dirigido este negocio no tiene un perfil definido ya que puede ser, desde una persona que desea tapizar los sillones viejos, hasta jóvenes que van a instalarse en un nuevo piso y lo van a decorar, es decir, toda persona que desea o que necesita realizar una inversión en la decoración de su hogar.

Además, no sólo los particulares son los demandantes de muebles tapizados, sino que dentro del sector destacan otro tipo de clientes como son las instalaciones hoteleras, discotecas y espacios públicos cerrados en general.

También es posible contar como clientes con empresas de distribución y ventas de muebles o productos de decoración, que realicen un encargo concreto o por series de tapizado de muebles, para su posterior venta en la tienda.

LA COMPETENCIA

En el análisis de la competencia, podemos destacar:

  • Empresas de tapicería y restauración como la que se muestra en este proyecto.
  • Empresas que agrupan en el mismo negocio todos los servicios necesarios para el desarrollo de un proyecto y la materialización del mismo.
  • Empresas de muebles, que ofrecen productos de diseño y ya tapizados.
  • Otro grupo de competidores, como las grandes superficies, grandes almacenes, etc. que cuentan con departamentos de muebles, telas y otros artículos para decoración.

Serán también competencia, aunque no directa:

  • Tiendas de telas para cortinas, edredones, tapicerías, etc.
  • Las fábricas de muebles con venta al público general.
  • También serán competencia, las tiendas de antigüedades, aunque se dirigen a un público más exclusivo.

PLAN DE VENTAS

Cuando se esté en condiciones de comenzar el negocio del tapizado, sólo faltará ofrecer los servicios. En principio, se comienza con encargos de familiares, amigos y conocidos. La mejor propaganda es el “boca a boca”. Si se trabaja con calidad y con precios ajustados, pronto empezarán a multiplicarse los clientes.

Cuando un cliente queda satisfecho, podemos dar tarjetas de empresa para que recomiende el servicio entre aquellos conocidos y familiares que conozca y puedan tener necesidad de utilizar nuestros servicios.

El servicio que se preste al cliente es fundamental para que la clientela se vaya afianzando. Aquí cobra especial relevancia el saber recoger las expectativas del cliente en un presupuesto, con esquema del trabajo a realizar, cantidad a la que asciende, forma de pago (50% al inicio y 50% a la finalización) y plazo de entrega.

Más rentables que la publicidad en medios de comunicación o el buzoneo puede ser oa asistencia a alguna feria especializada del sector o acuerdos con establecimientos de muebles. Éstos son fuentes inagotables de clientela.

Las nuevas tecnologías deben representar una de las principales formas de promoción. Internet es una fuente de acceso de información para cualquier posible comprador o cliente. Disponer de una página Web propia aporta muchas ventajas: funciona como tarjeta de presentación y medio de contacto para clientes, te publicita en el mercado, e incluso puedes vender tus productos por este medio.

En estos negocios de tapicería, una forma habitual de comunicación ha sido, sobre todo en los pequeños municipios, la de que la propia empresa, a través del elemento de transporte fuera pregonando con un altavoz instalado en el mismo, por las calles de la localidad.