Montar una Tienda de Ropa Juvenil


Domingo 5 de febrero de 2012
por  EIE
popularidad : 20%  Visitas  94669



Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una tienda de ropa juvenil

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar un negocio para la comercialización de prendas de vestir y complementos de moda juvenil.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto no presenta grandes dificultades para llevarlo a cabo puesto que no requiere experiencia previa ni formación.

Resultará idóneo para personas que tengan ganas de emprender y estén dispuestas a adquirir conocimientos sobre los artículos y el funcionamiento del negocio.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Los artículos que se comercializan en este negocio se pueden agrupar en las siguientes líneas:

  • Línea para chicos: camisas, camisetas/polos, cazadoras, jerseys, pantalones, piratas, sandalias, sudaderas, etc.
  • Línea para chicas: camisas, camisetas, cazadoras, faldas, vestidos, ropa de fiesta, leggings, pantalones, piratas, shorts, sudaderas, vestidos…
  • Complementos: cinturones, pañuelos, gorras, bolsos, etc.

Las actividades del negocio comienzan con la compra de la mercancía. Esta compra debe estar perfectamente planificada para conseguir que el stock sea lo más ajustado posible de manera que se garantice un buen surtido de artículos pero evitando almacenamientos innecesarios, sobre todo en artículos de moda pasajera.

Hay que tener en cuenta, a la hora de hacer los pedidos, que en la moda nos encontramos con dos temporadas, primavera-verano y otoño-invierno. Por ello, y según las marcas, habrá que realizar entre dos y cuatro pedidos anuales. Nosotros en principio vamos a hacer dos pedidos grandes antes del comienzo de cada temporada, y después iremos reponiendo puntualmente según las necesidades.

Del mismo modo, para poder disponer de la ropa en la temporada correspondiente, debemos hacer los pedidos con un mínimo de 6 meses de antelación, a no ser que encontremos proveedores que nos sirvan el producto en uno o dos meses.

EL MERCADO

Según la evolución de la cesta de la compra, el gasto en textil se sitúa en cuarto lugar de importancia en la renta familiar al tercero.

El 37,5% de la facturación textil procedió de la venta de prendas de mujer; el 32,3% de la ropa de hombre; el 20,9% del textil para el hogar, y el 9,3% de la ropa de niño.

En este sector hay que tener muy presente la existencia de un importante componente estacional: las rebajas. Así, el 18% de las ventas del sector textil se concentran en las ocho primeras semanas del año.

Por otra parte, se dan dos hechos relevantes actualmente en el sector de la distribución de prendas de vestir: la llegada de muchos productos textiles del sudeste asiático y el aumento de los nuevos formatos comerciales (cadenas especializadas, franquicias, hipermercados, etc.).

Haciendo referencia a esto último, se observa una evolución creciente en los últimos años de las franquicias e hipermercados, a diferencia de la disminución que se está produciendo de los comercios minoristas independientes y los almacenes populares. Según datos de un estudio de la consultora “DBK”, las tiendas independientes de ropa, aunque aún son el principal canal de distribución (aproximadamente un 50% del total), están perdiendo cuota de mercado en favor de las cadenas especializadas (algo más del 20% del total) y los outlets. Por su parte, los grandes almacenes aumentan su cuota de mercado de forma más lenta, teniendo alrededor de un 15,8%, mientras que los hipermercados y supermercados suponen entre un 12% o 14% del mercado. Por último está la venta ambulante, que representa un 3% del total.

Este sector se ve afectado por la evolución de los ciclos económicos, de manera que en épocas de recesión los niveles de consumo descienden y en épocas de expansión las ventas se incrementan.

En conclusión, esto hace que la demanda del tipo de negocio que se estudia en este proyecto sea bastante considerable.

LA CLIENTELA

Los artículos que se comercialicen en el establecimiento estarán dirigidos a un público joven, especialmente al comprendido entre los 15 y los 35 años.

El mayor consumo de ropa en el mercado viene normalmente por parte de clientes de sexo femenino y con un nivel económico (suyo o de sus padres) medio-alto.

LA COMPETENCIA

Para el análisis de la competencia hay que distinguir varios tipos principales de competidores:

  • Tiendas de ropa joven como la nuestra ubicadas en la zona de influencia del establecimiento. Estos comercios van a ser la competencia directa del negocio. Por tanto, habrá que estudiar la zona escogida para su ubicación y apostar por la diferenciación.
  • Comercios independientes y tiendas tradicionales de ropa. Se trata de establecimientos que compran las prendas de ropa directamente a los fabricantes y realizan una venta multimarca. Algunas de nuestras ventajas con respecto a ellos es que sus productos suelen ser poco diferenciados, tienen poca variedad y precios poco competitivos.
  • Cadenas especializadas. Es el competidor más fuerte para nosotros, ya que disponen de un surtido muy amplio de prendas con una estrategia de precios ajustados, incluyendo además en la oferta algunos servicios adicionales.
  • Tiendas outlet. Son establecimientos que venden excedentes de producción de las empresas de marca y artículos con fallos, con descuentos durante todo el año que oscilan entre el 30% y el 70%.
  • Grandes almacenes. También disponen de una amplia oferta de productos y servicios pero, a diferencia de las cadenas especializadas, sus precios no son tan competitivos.
  • Supermercados e hipermercados. Su baza principal es la competitividad de sus precios, aunque su oferta no esté tan especializada en ropa.
  • Venta ambulante. Aunque representa una cuota de mercado pequeña también hay que considerarla como competencia.

PLAN DE VENTAS

Pueden usarse diversos medios: prensa, radio, páginas amarillas... aunque lo habitual al iniciar la actividad es realizar mailing o buzoneo y crear para ello un folleto con los artículos más atractivos.

Sin embargo, la mejor publicidad para este tipo de negocios es el boca a boca que trasmiten las personas que se encuentran satisfechas por las compras realizadas. Por este motivo, proporcionar un servicio de calidad informando y asesorado al cliente es la mejor estrategia de comunicación que puede desarrollarse.

La comunicación, por lo tanto, se realiza en el propio establecimiento. Por ello, el vendedor debe estar perfectamente preparado para asesorar del mejor modo al cliente.

Otro elemento clave a la hora de atraer a los clientes es el escaparate. Por ello es necesario el dominio de técnicas de escaparatismo (color, forma, luces, composición, etc.)







Comentar el Artículo

Logo de daniel
Domingo 30 de noviembre de 2014 à 21h08 - por  daniel

me sirvio pero no tenia mucha informacion de economia como ejemplo agentes economicos y bienes

Miércoles 27 de noviembre de 2013 à 16h11

hola

Logo de Paola
Domingo 6 de octubre de 2013 à 18h24 - por  Paola

Hola quisiera saber si tiene planes de negocios o estudios de factibilidad para una fabrica de ropa deportiva femenina.

Gracias

Logo de rosa
Sábado 23 de junio de 2012 à 23h34 - por  rosa

bueno ,e gustaria ver modelos de tiendas de ropa juveniles , la manera de acomodar los maniquies laz ropas,etc.