Montar una Tienda de Trajes de Flamenca y Sevillanas


Lunes 6 de febrero de 2012
por  EIE
popularidad : 2%  Visitas  5488



Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una tienda de trajes de flamenca y sevillanas

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar un negocio para la comercialización de prendas de vestir y complementos para trajes de flamenca.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto es ideal para personas que tienen conocimientos de costura y con experiencia previa en la confección de trajes a medida.

Así mismo, resultará idóneo para personas que tengan ganas de emprender y estén dispuestas a adquirir conocimientos sobre los artículos y el funcionamiento del negocio.

Es recomendable que la persona que lleve el negocio tenga ciertas nociones de atención al cliente y dotes comerciales.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Los artículos que se comercializan en este negocio se pueden agrupar en las siguientes líneas:

  • Prendas de moda flamenca: Trajes, vestidos de baile, faldas, blusas, etc.
  • Complementos: Mantones, pulseras, zarcillos, flores, peinetas, zapatos, etc.

En principio, no ampliaremos la oferta de productos a ropa para mujer, sino que lo pospondremos a un momento futuro en que el comercio sea estable.

Las prendas comercializadas podrán ser adquiridas ya elaboradas o bien elaborarse en la propia tienda a medida de las clientas. Por otra parte, ofreceremos una serie de servicios para incrementar nuestro volumen de negocios así como para fidelizar a la clientela:

  • Arreglos: Renovar trajes pasados de moda, alargar o acortar los bajos de los vestidos, arreglar cremalleras, ceñir talles, ensancharlos, etc.
  • Servicio de asesoramiento de imagen: Asesorar a las clientas en cuanto a qué vestido se adecua mejor, no sólo a sus preferencias, sino también a su cuerpo, su color de pelo, a la moda actual, etc.

Las actividades del negocio comienzan con la compra de la mercancía. Esta compra debe estar perfectamente planificada para conseguir que el stock sea lo más ajustado posible de manera que se garantice un buen surtido de artículos pero evitando almacenamientos innecesarios.

En este sentido, para la compra de la mercancía es conveniente acudir a mayoristas especializados en el sector.

La política en cuanto a surtido que debe seguirse en este sector debe basarse en una oferta estudiada en función de las tendencias de la moda y adaptada a las necesidades de los clientes.

EL MERCADO

El origen del traje de flamenca se encuentra en los vestidos de faena de la mujer andaluza, los mismos que llevaban las acompañantes de los tratantes de ganado que, con motivo de la Feria de Abril de Sevilla, se reunían en el Prado de San Sebastián desde 1847. El cambio ocioso de la feria hizo que lo festivo de la reunión engalanara aquellas humildes batas de percal. La profesionalización del flamenco contribuyó así mismo al enriquecimiento y utilización de esta vestimenta tradicional andaluza combinando tejidos, adornos y complementos.

La Exposición de Sevilla de 1929 sirvió como consagración del traje de flamenca y la aceptación por parte de las clases pudientes como atuendo indispensable para acudir a la Feria.

Otro aspecto relevante de esta vestimenta es que se trata de un traje atemporal, que permanece en el tiempo, y que experimenta, año tras año, una transformación, adaptándose a las tendencias de la moda del momento.

El sector mueve actualmente más de ciento veinte millones de euros al año, según datos de la Asociación de Empresarios de la Moda Flamenca, cifra cuyo grueso se reparten una treintena de fabricantes concentrados principalmente en la provincia de Sevilla.

Por último, destacar la gran estacionalidad el sector, cuyas ventas se concentran en la temporada en que se celebran las ferias de las distintas localidades andaluzas.

LA CLIENTELA

Los artículos que se comercializan en este establecimiento estarán destinados a cubrir las necesidades de trajes y complementos de flamenca de mujeres, sin distinguir por grupos de edad, con un poder adquisitivo medio.

Por otro lado, la oferta también irá dirigida a distintos colectivos relacionados con el mundo del flamenco como hermandades, coros, academias de baile, conservatorios, etc.

LA COMPETENCIA

Hay que distinguir los siguientes tipos principales de competidores:

  • Tiendas de trajes y complementos de flamenca ubicadas en la zona de influencia del establecimiento. Estos comercios van a ser la competencia directa del negocio. Por tanto, habrá que estudiar la zona escogida para la ubicación.
  • Tiendas de ropa de señora ubicadas en la zona de influencia del establecimiento. Pude darse el caso de que existan tiendas de ropa no especializadas que entre su oferta de productos incluyan la venta de trajes y complementos de flamenca.
  • Otros establecimientos que incorporan este tipo de artículos a su oferta comercial: fundamentalmente hipermercados y grandes almacenes.
  • Mercadillos: En numerosas ocasiones, los mercadillos incorporan a su oferta habitual trajes y complementos de flamenca, generalmente a un precio inferior al de mercado.
  • Costureras particulares: Existe una gran cantidad de personas, principalmente mujeres, que se dedican a confeccionar trajes de flamenca a medida. Así mismo, también ofertan arreglos tales como: ajustar talle, incorporarle adornos, renovar vestidos pasados de moda, añadir o quitar volantes, etc.
  • Mercerías, tiendas de regalos, etc: Suponen una competencia en la venta de complementos.

PLAN DE VENTAS

Pueden usarse diversos medios: prensa, radio, páginas amarillas... aunque lo habitual al iniciar la actividad es realizar mailing o buzoneo y crear para ello un folleto con los artículos más atractivos.

La creación de una página Web completa y atractiva sería muy útil para los clientes, pues es una buena forma de dar a conocer los productos e informar de dónde se encuentra situada la tienda. Esto es importante, pues el hecho de que sea registrada por un buscador de Internet aumenta las posibilidades de afluencia de público.

Sin embargo, la mejor publicidad para este tipo de negocios es el boca a boca que trasmiten las personas que se encuentran satisfechas por las compras realizadas. Por este motivo, proporcionar un servicio de calidad informando y asesorado al cliente es la mejor estrategia de comunicación que puede desarrollarse.

La comunicación, por lo tanto, se realiza en el propio establecimiento. Por ello, el vendedor debe estar perfectamente preparado para asesorar del mejor modo a las clientas.

Otro elemento clave a la hora de atraer a los posibles compradores es el escaparate. Por ello es necesario el dominio de técnicas de escaparatismo (color, forma, luces, composición, etc.).







Comentar el Artículo