Montar una Zapatería de Caballeros


por  EIE
popularidad : 3%  Visitas  1793



Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una zapatería de caballeros

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es montar una tienda de calzado para caballero en general, así como de algunos complementos para el hombre.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Este proyecto no presenta grandes dificultades para llevarlo a cabo, puesto que no requiere experiencia previa ni formación específica.

El perfil idóneo se corresponde con personas que tengan ganas de emprender y estén dispuestas a adquirir conocimientos sobre los artículos y el funcionamiento del negocio. Es conveniente que el comerciante tenga capacidad negociadora y posea facilidad para la relación y el servicio con el cliente.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Artículos y Desarrollo de las Actividades

Los artículos que se comercializarán en el establecimiento se pueden agrupar, básicamente, en las siguientes líneas:

  • Calzado para hombre.
  • Otros artículos como calzado para niños y/o complementos (cinturones, cremas, cepillos, carteras,…).

A medida que avance el negocio es posible que se vaya diversificando la oferta, girando hacia más amplia variedad de género, así como de artículos complementarios. Con todo ello, es posible ofrecer a los clientes servicios adicionales relacionados con el calzado, como puede ser la limpieza o el arreglo del mismo.

Las actividades del negocio comienzan con la compra de la mercancía. Esta compra debe estar perfectamente planificada para conseguir que el stock sea lo más ajustado posible de manera que se garantice un buen surtido en números y colores evitando al mismo tiempo almacenamientos innecesarios e incorrectos que pudieran provocar el deterioro o deformación.

Con todo ello, hay que conseguir que los artículos de lenta rotación y próximos a quedarse obsoletos (por ejemplo, artículos de moda pasajera) sean los mínimos posibles y, en caso de existir, deben estar correctamente valorados.

Los artículos deben ser expuestos en el escaparate y dentro de la tienda. Además, el almacén debe estar perfectamente ordenado para que sea fácil y rápida la búsqueda de los distintos modelos y números.

Para este negocio la línea a seguir en cuanto a los artículos debe basarse en una oferta adaptada a las necesidades de los clientes mediante la adaptación continua del surtido y la mejora de los servicios.

Para conseguir que estos artículos sean los mínimos posibles deben realizarse todas las actuaciones comerciales necesarias tendentes a la liquidación de los mismos, mediante las oportunas ofertas a los clientes.

Las compras más importantes habrán de hacerse dos veces al año, coincidiendo con el comienzo de las temporadas: otoño/invierno y primavera/verano. Por su parte, las ventas más altas suelen coincidir con las épocas de rebaja (enero y julio) y fechas señaladas como Navidades o Semana Santa.

EL MERCADO

El mercado de distribución de moda (ropa y calzado) en el mundo ha sufrido un notable cambio en las tres últimas décadas, pasando de ser un producto elitista a ser un producto de consumo masivo.

Así, desde los años 80 ha ido sufriendo un crecimiento continuo en el conjunto de la Unión Europea.

A pesar de ello, en los últimos años, se está produciendo una grandísima importación de calzado proveniente de China, que ha llegado a alcanzar un 50% del mercado europeo. Ante ello, las autoridades europeas se han planteado subir los aranceles a las importaciones de calzado.

En España, el sector del calzado es un sector sólido y consolidado, donde se han dado cambios importantes en los últimos años, ya que la demanda ha girado hacia un zapato de calidad, apostándose, cada vez más, por el diseño y la tecnología.

Las microempresas (entre 1 y 9 trabajadores) suponen el 50% de las empresas del sector.

Las pequeñas empresas entre (10 y 49 empleados) suponen un 22% y las empresas de más de 50 empleados apenas llegan al 2% del total.

Respecto al consumo, España ocupa una posición intermedia entre los países de la Unión Europea referente al consumo de zapatos al año. En nuestro país los ciudadanos consumen una media de 3,5 pares al año lo que representa un gasto medio anual por habitante de unos 44 €, según los datos del Anuario de Calzado editado por la Federación de Industria del Calzado Español (FICE).

Por último, debe comentarse que para todo tipo de calzado, la compra se realiza, principalmente, en tiendas especializadas (en torno al 70%). Este dato diferencia a España de otros países como Francia, donde las grandes superficies alcanzan una cifra del 50% en relación a las ventas totales de zapatos.

LA CLIENTELA

La demanda de los artículos de calzado procede básicamente del municipio, desplazándose las personas a zonas comerciales para realizar la compra. También es frecuente encontrar determinadas poblaciones, donde la oferta comercial de este tipo de artículos no es muy amplia, en las que un núcleo de población relativamente elevado se desplaza fuera del municipio para realizar la compra.

Por tanto, los clientes principales serán los varones del municipio que frecuenten la zona de ubicación del establecimiento.

LA COMPETENCIA

Para el análisis de la competencia hay que distinguir dos tipos principales de competidores:

  • Zapaterías situadas en la zona de influencia del establecimiento. Estos comercios van a ser la competencia directa y por tanto habrá que estudiar la zona elegida para la ubicación del negocio ya que es básico saber qué hace la competencia establecida y apostar por la diferenciación.
  • Hipermercados y grandes almacenes: Establecimientos que incorporan calzado a su oferta comercial.
  • Guarnicionerías: tiendas especializadas en el negocio del cuero y productos de equitación, que suelen incorporar diversa variedad de calzado entre su oferta.
  • Tiendas de ropa de caballero: Establecimientos que se dedican a la venta de ropa y complementos para hombre, que incluyen en su oferta calzado a pesar de no estar especializados en el mismo.

PLAN DE VENTAS

Es importante destacar en este punto algunas cuestiones:

Pueden utilizarse diversos medios: prensa, radio, páginas amarillas..., aunque lo habitual al iniciar la actividad es realizar mailing o buzoneo y crear para ello un folleto con los artículos más atractivos.

Sin embargo, la mejor publicidad para este tipo de negocios es el “boca a boca” que trasmiten las personas que se encuentran satisfechas por las compras realizadas y el trato recibido. Por este motivo, proporcionar un servicio de calidad es la mejor estrategia publicitaria que puede tener el negocio.

En este sentido, es muy importante la comunicación que se realiza en el propio establecimiento. Por ello, el vendedor debe estar perfectamente preparado para asesorar del mejor modo al cliente conociendo:

  • Las características y los materiales con los que están confeccionados los artículos.
  • Cómo se conservan y se limpian.
  • Qué diferencias tienen frente a otros artículos.

Un elemento de comunicación que debe ser utilizado dentro del establecimiento es el merchandising, estudiando cuál es el mejor modo de distribuir la superficie del local y cómo colocar los artículos para conseguir atraer a los clientes. Del mismo modo, se deben emplear las técnicas de escaparatismo para atraer la atención de los transeúntes que caminan por delante del establecimiento.

Además de todo esto, se está generalizando en el sector del calzado la utilización de páginas web como medio de comunicación y para dar a conocer la empresa. Ante ello, se debe disponer de una web de calidad, con un diseño innovador y con diversos contenidos como la historia de la empresa, catálogos, ofertas, contacto, tiendas,…







Comentar el Artículo