¿Pueden despedirme por una baja laboral justificada?. Reforma laboral 2012

, por  EIE 94610

¿Pueden despedirme por una baja laboral justificada?. Reforma laboral 2012

La respuesta a esta pregunta se encuentra en la modificación que ha sufrido el artículo 52 en su apartado d) del estatuto de los trabajadores tras la aprobación del Real Decreto-Ley 3/2012 posteriormente convertida en la (Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral)

- Anteriormente el mencionado artículo decía:

"Extinción del contrato por causas objetivas:

d) Por faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, que
alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o el 25 %
en cuatro meses discontinuos dentro de un período de doce meses, siempre
que el índice de absentismo total de la plantilla del centro de trabajo supere el
2,5 % en los mismos períodos de tiempo
".

Como se desprende de la lectura, la procedencia de realizar este despido objetivo vinculaba el absentismo individual justificado con determinados índices de absentismo en el total de la plantilla de la empresa (el 2,5%).

- El Decreto_ley 3/2012 elimina la referencia al índice de absentismo colectivo, quedando el art. 52 redactado de la siguiente manera:

" Extinción del contrato por causas objetivas:

d) Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses."

En suma, si consideramos a modo de ejemplo, las jórnadas hábiles en un mes (descontando domingos y festivos) en un número aproximado de 25, tendríamos 50 jornadas hábiles en dos meses. Lo que supone que la falta justificada del 20% de esas jornadas (10 jornadas laborales o días de trabajo) podría justificar la decisión empresarial de realizar el despido por causas objetivas del trabajador, siempre y cuando el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles Un despido que entenderíamos procedente y justificado y que generaría para el trabajador el derecho al cobro de una indemnización de 20 días de salario por año de antigüedad en la empresa con un tope máximo de 12 mensualidades.

Precisar que a efectos del cómputo de las faltas de asistencia justificadas al trabajo no se tendrán en cuenta las ausencias debidas a:

  • Huelga legal por el tiempo de duración de la misma
  • Ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores
  • Accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia,
  • Paternidad, licencias y vacaciones
  • Enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos
  • Las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de Salud, según proceda.
  • Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.